Bio

‚ÄčNatalia Guilis
(Buenos Aires, Argentina)




Como todo adulto, alguna vez fui niña, y allí me encontré con el sentir bailado, con la posibilidad de expresar sin palabras. Luego las palabras llegaron y se hicieron cuerpo; y el cuerpo, palabra. La adolescencia trajo otros sentires y expresiones que fueron conjugándose con técnicas de danza, acrobacia, circo, fotografía, música. Con el empuje y la avidez de la juventud temprana hice performances en diferentes contextos, trabajé para eventos artísticos, participé en diversas obras de danza-teatro.

Siempre me sentí Aire; a través de los años, de mi propia búsqueda y mi maternidad, me encontré con las bondades de la Tierra y de la atractiva fuerza gravitatoria.

Fui/voy construyéndome y, durante esa construcción, tomando diversos materiales.

Algunas de las prácticas en las cuales profundicé durante años y con las cuales indudablemente me identifico son: contact improvisation, movimiento auténtico, tai-chi, BMC (body mind centering), esferodinamia. También me siento atravesada por eutonía, Feldenkrais y, seguramente, otros métodos que trabajan a partir de la conciencia para el movimiento. En este último tiempo estoy profundizando sobre “Fundamentos del movimiento humano” (conexiones somáticas): una síntesis e integración de elementos del movimiento que aborda, a través diversos factores, la espacialidad, los patrones evolutivos y el toque.

Comencé a brindar, tímidamente, unas primeras clases hace unos veinte años. Ellas, al igual que yo, fueron transformándose y al mismo tiempo conservando su núcleo vital, el conocimiento de sí mismo a través del cuerpo en movimiento.